Posteado por: dirtykitten | junio 16, 2008

Y hedor a lunes

Lunes.

Como un alto porcentaje de la población (de la urbana en su mayoría) odio los lunes. Ya ni siquiera es por tener que ir a clase o ir a trabajar, ya que actualmente no hago ni una cosa ni la otra. Es el día en si. El despertar perezoso de un ajetreo ajeno a mi, tanto en la forma como en el fondo. Aun así, hay ciertas labores que tengo que desempeñar mañana, y espero estar lo suficientemente lúcida y sin dolor físico, o al menos así lo espero.

Este fin de semana ha sido demasiado tranquilo, pero satisfactorio. Los acontecimientos se han sucedido de forma pausada, natural y previsible. No me quejo, pues no estoy en condiciones de soportar demasiada acción, demasiados excesos. Lo negativo de todos estos días de espera es que transcurren demasiado despacio. Demasiado tiempo libre, demasiado tiempo para pensar. Demasiados demasiados.

Por supuesto, también he tenido momentos de explosiva risión, de tontunas y bizarradas de intensidad variable, y aunque dicha risión me produzca dolor físico no me importa, es algo que no voy a sacrificar, y que coño, es algo inevitable e innato en mi, reirme de todo, comenzando por mi misma.

Además he reflexionado (una vez mas) sobre lo mucho que se interesa la gente por la desgracia ajena, y lo mucho que esa gente exagera los datos o acontecimientos para luego mostrarte compasión, o mostrársela a otros cuando hablan sobre ti. Hasta donde yo se no me estoy muriendo, por tutatis, o al menos eso creo, xD, pero a la gente le encanta soltar la lengua en un curioso ejercicio de compasión, exagerando tus problemas para empequeñecer los suyos.

Luego está el otro tipo de comportamiento, que consiste en simular que nada ocurre con la noble pero deficiente intención de que creas que no te pasa nada. Qué cojones, algo me ocurre y aun no está muy claro de qué se trata exactamente, necesito atención y apoyo moral, y el mejor apoyo moral es regalar y provocar alegría.

Y ahora que caigo, no se que hago exponiendo estos pensamientos tan abiertamente, cuando yo nunca he sido así, jamás he reclamado atención. Quizá yo pertenezca a ese aterrador tercer grupo, aquellos que simulan estar de puta madre pero en el fondo no lo están y reclaman atención con parrafadas verborreicas como esta…

Así pues, dejo de escribir e imploro que olvideis esto, no se trata mas que de una reflexión absurda dirigida al aire.

Feliz lunes.

Anuncios

Responses

  1. hay tantos que somos del tercer grupo… es la opcion mas coherente y la mas acorde a todo lo que nos rodea…

    de todas maneras, en parte habia margen para dramatizar porque podia haber sido peor de lo que ha sido…

    un besazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: